jueves, 28 de octubre de 2021

El sacrificio oportuno es preferible a la aniquilación definitiva


Orlando Guevara Núñez

 


Cuando José Martí expresó este pensamiento estaba tratando un tema para él esencial: las intenciones de los Estados Unidos de anexarse a Cuba. Fue en una carta a su amigo y patriota Gonzalo de Quesada, firmada el 29 de octubre de 1889, en Nueva York. 

Con visión de presente y de futuro, está alertando Martí a Quesada, quien había sido nombrado Secretario del delegado de Argentina a la Conferencia Internacional Americana, en Washington, iniciada  el 2 de octubre de ese mismo año, sobre los peligros que se vislumbraban.

Le habla sobre “el peligro en que está usted, de que, con el pretexto de amistad, se le acerquen personas interesadas que quieran valerse de la posición de confianza de que goza, cerca de una delegación importante a la que con la astucia se quisiera deslumbrar, o confundir, o convertir, o traer a la estimación de personas que llevan el veneno donde no se les ve. Lo han de querer usar, descaradamente unos, y otros sin que usted lo sienta”.

Lo alerta sobre la habilidad de los hombres decididos a intrigar y necesitados de servir, y le dice que es necesario ser hábil y honrado, contra los que son hábiles, y no honrados.

Le comenta que “hay marea alta en todas estas cosas de anexión”, y sobre una presunta visita a La Habana del Secretario de Estado del gobierno de Estados Unidos, a favor de la anexión, respecto a la que él mismo ha recibido comunicación. En ese contexto, Martí considera peligroso, o por lo menos inútil, el  mencionado Congreso Internacional.

             

Fue posición de Martí la inconveniencia de que el tema Cuba fuera llevado a ese evento, en el que la parte principal la tendrían los Estados Unidos. Sin embargo, dice que comprendió inevitable incluir allí esa agenda, buscando siempre el modo más útil, puntualizando que “para mí no lo es ninguno que no le garantice a cuba su absoluta independencia”.

Afirma que para que la Isla sea norteamericana no necesitamos hacer ningún esfuerzo, porque si no aprovechamos el poco tiempo que nos queda para impedir que lo sea, por su propia descomposición vendrá a serlo. Dijo que eso espera este país  y a eso debemos oponernos nosotros. Plantea su oposición a que Estados Unidos pretenda la libertad cubana de España, siendo una nación que por razones geográficas, de estrategia, hacienda y política nos necesita.

Se refiere a los propósitos confesos o tácitos de los Estados Unidos sobre Cuba y expone  tres  interrogantes: La indemnización, ¿quién la había de garantizar, sino la única nación americana que puede hacerla efectiva?  Una vez en Cuba los Estados Unidos, ¿quién los saca de ella?  Y ¿por qué ha de quedar Cuba en América, como según este precedente quedaría, a manera no del pueblo que es, propio y capaz, sino como una nacionalidad artificial, creada por razones estratégicas?

Las respuestas, el propio Martí las ofrece en su carta a Gonzalo: “Base más segura quiero para mi pueblo. Ese plan, en sus resultados, sería un modo directo de anexión. Y su simple presentación lo es. Es cuando afirma que el sacrificio oportuno es preferible a la aniquilación definitiva. Y argumenta que es posible la paz de Cuba independiente con los Estados Unidos, y la existencia de Cuba independiente, sin la pérdida, o una transformación que es como la pérdida de nuestra nacionalidad,

 

Pensar es prever


Orlando Guevara Núñez

 


Cuando José Martí vertió ese pensamiento, estaba hablando sobre los peligros que amenazaban a la unidad de los pueblos de América Latina  El trabajo periodístico fue publicado en el diario La América, de Nueva York, en octubre de 1883, con el título: Agrupamiento de los pueblos de América. 

Comienza  lamentando cómo “¡Tan  enamorados que andamos de pueblos que tienen poca liga y ningún parentesco con los nuestros, y tan desatendidos que dejamos otros países que viven  de nuestra misma alma, y no serán jamás- aunque  acá o allá asome un Judas la cabeza- más que una gran nación espiritual!”

Habla sobre  la admiración a la grandeza ajena, con cuño de Francia o Norteamérica, a las ideas e historia de otros Estados con otras ideas y otra historia, con lo cual se pierden las fuerzas para que nuestros pueblos se presenten ante el mundo que los ven desmoronados.

Expresa Martí el anhelo de poner” alma a alma y mano a mano” a los pueblos de América Latina. Y habla sobre “colosales peligros” que es necesario evitar, y veía fácil y brillante hacerlo, y lograr el agrupamiento de una familia de pueblos americanos.

Cuando afirma que pensar es prever, añade que es necesario ir acercando lo que ha de acabar por estar junto. Alerta sobre la realidad de que a no ser así, crecerán odios, no existirá defensa ante los peligros y se vivirá en perpetua batalla entre hermanos   por apetito de tierras.

Afirma que no existen en América del Sur y del Centro, razones como en Europa y Asia para combates entre razas rivales. ¡Guerras horribles, las guerras  de avaros!, exclama. 

miércoles, 27 de octubre de 2021

Declaración de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba


 (Tomada de Cubadebate )

La Asamblea Nacional del Poder Popular, en nombre de este pueblo que representamos:

Denuncia que el gobierno de los Estados Unidos de América continúa desarrollando su estrategia de guerra no convencional contra nuestro país, que incluye, entre otras agresiones, la imposición de una política hostil dirigida a estrangular la economía nacional; la subversión redoblada y permanente; la creación y promoción de campañas político comunicacionales con utilización de las redes sociales para tratar de provocar desestabilización, aparentar ingobernabilidad, promover el caos e imponer un cambio de sistema;

La administración estadounidense organiza, instiga, facilita, financia, alienta y tolera agresiones o actividades terroristas contra Cuba desde su territorio; en tal sentido, se ejecutan provocaciones de personas y grupos sin escrúpulos, aupados y apoyados por algunos congresistas y otras autoridades de ese país, que se valen de estaciones de radio y televisión y redes sociales para convocar manifestaciones inconstitucionales, actos vandálicos, sabotajes y otras acciones criminales, incluyendo asesinatos, con el fin de derrocar al gobierno cubano por cualquier medio, incluso a través de llamados a la intervención militar directa de Estados Unidos de América en Cuba;

Respalda la decisión del gobierno revolucionario de enfrentar e impedir, en ejercicio de la soberanía y la ley, la agresión del imperialismo estadounidense que se propone conculcar nuestra independencia y destruir el orden constitucional, la Revolución y el Socialismo en Cuba;

Condena el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos de América contra Cuba que se ha extendido por más de 60 años, califica como acto de genocidio, constituye una transgresión del Derecho Internacional, resulta una violación flagrante y sistemática de los derechos humanos de todo el pueblo cubano y ha sido condenado por la comunidad internacional en 29 resoluciones sucesivas de la Asamblea General de las Naciones Unidas;

Denuncia la actuación del gobierno de Estados Unidos de América al recrudecer, de manera deliberada y oportunista, el bloqueo económico, comercial y financiero en el contexto de la pandemia mundial de la COVlD-19, asumiéndola como aliado en su intento de destruir Ia Revolución;

Rechaza que se mantengan vigentes por la actual administración del Presidente Biden, Ias 243 medidas coercitivas adoptadas por el anterior gobierno de Estados Unidos de América, incluyendo Ia incorporación de Cuba en la espuria, ilegal y unilateral lista de países que, supuestamente, patrocinan el terrorismo;

Alerta que las megacorporaciones hegemónicas de la desinformación intentan mostrar al mundo una realidad que no existe en Cuba y para ello, con verdadero cinismo,  avalan noticias falsas, manipulan imágenes, mienten sobre supuestos perseguidos, torturados y desaparecidos que solo existieron antes del triunfo de la Revolución, cuando imperaba en Cuba una dictadura sangrienta al servicio del imperialismo estadounidense. Con igual propósito pretenden ampliar los canales de subversión,  y realizar ataques cibernéticos a infraestructuras básicas del país;

Rechaza categóricamente los pronunciamientos contra Cuba formulados por el Senado y la Cámara de Representantes de los Estados Unidos de América y sus intentos por promover nuevos instrumentos legislativos que recrudezcan aún más el bloqueo genocida, así como las declaraciones de los grupos anticubanos que han secuestrado la política exterior de ese país hacia Cuba y claman por una intervención militar;

Demanda al gobierno de Estados Unidos de América el cese del bloqueo, la agresión, la injerencia en los asuntos internos, la violación de Ios derechos humanos de nuestro pueblo  y que se apegue a los principios del Derecho Internacional para las relaciones entre Estados soberanos. En este sentido, recuerda que una mayoría de los estadounidenses apoya el levantamiento del bloqueo y su libertad de viajar a Cuba y que Ios cubanos que viven en este país desean relaciones normales y bienestar para sus familias;

Rechaza enérgicamente las resoluciones adoptadas contra Cuba por el Parlamento Europeo, por su carácter injerencista, neocolonial y ofensivo, promovidas por un reducido grupo de sus miembros con conocidas posiciones extremistas y carentes de autoridad moral, con el objetivo de obstaculizar y detener los avances en la instrumentación del Acuerdo de Diálogo Político y de Cooperación con la Unión Europea, acciones en consonancia con la agenda anticubana de Washington;

Agradece a los eurodiputados que dignamente han levantado sus voces en ese escenario, denunciando el doble rasero de aquellos que mienten sobre Cuba y difaman de nuestro sistema político, y que, al hacer silencio sobre reales violaciones a los derechos humanos en América Latina, Europa y otras regiones, provocan el descrédito de la Eurocámara;

Expresa su sincera y permanente gratitud al amplio y diverso movimiento de solidaridad con la Revolución cubana que alcanza todos los rincones del planeta, en particular a las asociaciones y grupos parlamentarios de amistad con Cuba y a las asociaciones de cubanos cuyo accionar acompaña a nuestro pueblo en esta batalla por su independencia y nos alienta a continuar trabajando;

Reafirma el compromiso de defender y seguir perfeccionando nuestro modelo de democracia socialista, basado en el ejercicio del poder por el pueblo y para el pueblo, poder que ejerce directamente o por medio de las Asambleas del Poder Popular o de los órganos que de estas se derivan, donde cada ciudadano  puede postular y elegir libremente a sus representantes, quienes les rinden cuenta, los controla y revoca de ser el caso. Nadie está por encima de la ley ni del resto de sus compatriotas.

Ratifica Ia firme determinación de ser fieles a las convicciones expresadas por nuestro Comandante en Jefe, cuando proclamó:

“Revolución es defender valores en los que se cree al precio de cualquier sacrificio; Revolución es modestia, desinterés, altruismo, solidaridad y heroísmo;  es convicción profunda de que no existe  fuerza en el mundo capaz de aplastar la fuerza de la verdad y de las ideas, es unidad, es independencia, es luchar por nuestros sueños de justicia para Cuba y para el mundo, que es la base de nuestro patriotismo, nuestro socialismo y nuestro internacionalismo.”

 

 

Tiempo es ya de que el afecto reemplace en la ley del mundo al odio


Orlando Guevara Núñez

 


Un alegato de José Martí sobre la paz y la comprensión entre los hombres y los pueblos. Con este pensamiento concluye un escrito publicado el 3 de octubre de 1881 en  La Opinión Nacional, de Caracas, Venezuela, 

Estaba analizando la contienda  electoral que en Francia concluyó con victoria de los republicanos sobre el bonapartismo, Triunfo de la república contra la monarquía. Pero todo en una intensa lucha en la cual, los propios vencedores estaban enfrascados, por sus intereses, en pugnas internas.

Habla  sobre las reformas pretendidas por la República francesa, Pero afirma  que sobre la cabeza de la Gloria, está siempre un puñal, a punto de caer.

Dedica espacio al tema de los problemas de Francia en el ámbito internacional: los que  atañen al  tratado con Inglaterra, la guerra de Túnez, sus posesiones en África, y el caso de Argelia, entre otros.

Todos esos conflictos, la intensa lucha entre hombres y naciones, son los que hacen apreciar a Martí que es hora de que el afecto se imponga al odio en el mundo. El ideal martiano aspira a que todas las naciones sean hermanas y se ayuden unas a otras.

Sobre el enfrentamiento de las fuerzas en Francia, dice que  la vida es un río quebrado que, en busca de un mar inmenso, corre hacia adelante sin cesar.

 

Estados Unidos contra Cuba: disfraces que no engañan al pueblo


 

.Orlando Guevara Núñez

 

En  su deseo demencial de destruir a la Revolución cubana, los gobiernos de los Estados Unidos, desde Eisenhower  hasta Biden, han utilizado los más sucios y criminales métodos. Y no ha existido intento sin fracaso.

Trataron, primero, de impedir el triunfo revolucionario del 1ro. de enero de 1959. Pero la dictadura batistiana fue derrotada y el pueblo cubano logró su verdadera libertad e independencia. Desde entonces, las campañas de mentiras, el bloqueo hoy recrudecido;  la organización y financiamiento de las bandas mercenarias, la invasión de Playa Girón, la amenaza de exterminio nuclear durante la Crisis de Octubre, en 1962.

Pero siempre el fracaso. Cada una de esas acciones, fortaleció la conciencia revolucionaria del pueblo, su disposición y capacidad para seguir construyendo y defendiendo su Revolución.

A estos hechos, los gobiernos imperialistas sumaron centenares de sabotajes, secuestros de naves aéreas y marítimas, ametrallamiento de instalaciones económicas, incendio de cañaverales. No faltó la brutal guerra biológica contra los principales renglones de la economía, como la caña, el café y el tabaco, extendida a animales y cultivos alimentarios. Sufrimos, además, la introducción del dengue hemorrágico, que costó la vida de  más de un centenar de cubanos, entre ellos 101 niños.

Más de 630 intentos de asesinato contra el Comandante en Jefe Fidel Castro, quedaron en eso, con amargura para los asesinos.

La promulgación de leyes asesinas como las de Ajuste Cubano, Torricelli y Helms-Burton, son un claro ejemplo de sucias agresiones, violatorias de los más sagrados derechos de las naciones a su soberanía e independencia.

Todas las administraciones yanquis, Republicanas y Demócratas, han engendrado  las agresiones cuyo vergonzoso fin ha sido el más rotundo fracaso. Ahora, llevados por la impotencia, pretenden aplicar métodos distintos, con disfraces incapaces de engañar a nuestro heroico pueblo.

Ahora, después de tratar en vano de matarnos por hambre y enfermedades o rendirnos por temor, pretenden engañar al pueblo y conducirlo al suicidio, enfrentándolo al gobierno hasta lograr la destrucción de la Revolución. En sus mentes enfermizas, no pueden admitir la realidad de que en Cuba el gobierno y el pueblo son una misma cosa.

Fracasan también en activar sus laboratorios para crear líderes reaccionarios en Cuba, para lo cual utilizan siempre la materia prima de más pésima calidad, sin el menor átomo de patriotismo y diseñados para el más servil anexionismo que en la patria de Martí y Fidel no tendrá nunca ni presente ni futuro.

Ahora, tratando de burlar la Constitución cubana, han anunciado una marcha para el 15 de noviembre, con el fin de lograr, con falsas caretas pacíficas, lo que no han podido con las armas, con el bloqueo, las amenazas,las mentiras y el intento de aislamiento durante 63 años.

La Revolución, como han anunciado las autoridades, sabrá enfrentar con serenidad, pero con firmeza, esa nueva provocación, cuyo guión está diseñado en Estados Unidos. Y lo hará con la seguridad de que, como siempre, a Cuba le pertenecerán la dignidad y la victoria, quedando   para el gobierno yanqui y sus mercenarios, el descrédito y la derrota.